El programa Cardio Metabólico Infantil de la Unidad de Medicina Física y Rehabilitación del Hospital Penco Lirquén, el cual trabaja para contrarrestar los índices de obesidad, ha tenido un positivo impacto en la comunidad.

Desde que se inició en el año 2018, a través de la ejecución de un equipo de profesionales multidisciplinario, a la fecha ha tratado a 141 usuarios y usuarias de la comuna de Penco.

Una de ellas es Fernanda Aravena y señaló que “físicamente me siento bien. Estoy bajando peso y ganando masa muscular, he ido progresando y me siento bastante cómoda”.

Su abuela, Teresa Muñoz, también da cuenta del cambio. “Veía a una niña que le costaba caminar por su operación en las rodillas. Ahora la veo feliz. Lo único que quiere es salir adelante y eso no se paga con nada. Está agradecida de todo y yo también”, dijo emocionada.

El equipo, a quien Fernanda y Teresa agradecen, atiende a niños de 6 a 17 años que presentan algún antecedente de obesidad y otras patologías asociadas como hígado graso, hipertensión arterial, resistencia a la insulina, trastornos de ansiedad, entre otros.

Los pacientes que acceden a este programa son derivados por el pediatra, psiquiatra infantil u otro médico especialista, porque presentan estilos de vida pocos saludables.

Cada usuario que ingresa al programa se le realiza una evaluación inicial, posteriormente intervención kinésica durante tres meses, dos veces por semana, con sesiones de una hora que incluyen diferentes tipos de ejercicios y la constante educación y motivación sobre la importancia de realizar actividad física como un componente fundamental en la vida de las personas, que permite mantener la salud tanto física como mental.

A la par se realizan evaluaciones e intervención nutricional durante el mismo periodo, que incluye entrega de pauta de alimentación, ajustada a las características del niño y de la familia, seguimiento continuo y educación en estilos de vida saludables, tales como la incorporación de frutas, verduras, legumbres, hidratación, entre otras.

“De hecho, el primer miércoles de cada mes con el nutricionista hacemos una charla a los padres donde les explicamos los beneficios de hacer actividad física”, detalló el kinesiólogo de la Unidad de Medicina Física y Rehabilitación del Hospital Penco Lirquén, Felipe Vallejos.

La directora del Hospital de Penco Lirquén, Dra. Patricia Paulos, subrayó que finalmente “se busca evitar la vida sedentaria, entregando las pautas de alimentación, enseñando a comer de manera diferente y de esta manera se puede insertar a los niños en una vida sana y feliz”.

Desde el Servicio de Salud Talcahuano (SST), el encargado de Rehabilitación Física, Jorge Monzó, agradeció el compromiso del equipo del Hospital de Penco Lirquén. “Felicito a los colegas. Años antes siempre veíamos llegando a usuarios con muchas alteraciones y hoy tenemos tremendo equipo con el que estamos llegando un poco más a tiempo”.

Fuente: Ministerio de Salud

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.