Fiebre, respiración agitada, aleteo nasal, silbido en el pecho al respirar o coloración azulada alrededor de los labios, son señales a los que la población debe poner atención si se manifiestan en los niños, especialmente, en los más pequeños. 

Aprender y transmitir los signos que dan cuenta de la presencia de alguna enfermedad respiratoria, es fundamental en este contexto de aumento de la circulación viral. Así lo destacó Fabiola Jaramillo, jefa de la División de Gestión de la Red Asistencial, Dijera, durante la entrega del informe diario sobre la situación epidemiológica, en el marco de la Campaña de Invierno 2023.

“Cuando tenemos niños con una respiración agitada, que tienen hundimiento de las costillas o que tienen una respiración diferente a como es habitual, que le silba el pecho, que los orificios de la nariz se mueven porque le está costando ingresar el aire, que es lo que llamamos aleteo nasal, si tiene una coloración azulada o blanquecina alrededor de los labios o en las manitos, en las uñas, es motivo de alarma importante en los lactantes menores”, detalló.

Junto a lo anterior, la experta también advirtió la necesidad de mirar el estado global de los menores, ya que estos síntomas no se dan de manera aislada y, en esta misma línea, enumeró otros signos de importancia como fiebre, la falta de apetito, llanto irritable o incontrolable, decaimiento y somnolencia.

En cuanto a las atenciones de urgencia, la jefa de Dijera informó que en las últimas semanas se ha observado un descenso en el número total de estas, tanto en niños como en adultos. Aunque en el caso de los menores de un año, así como en los mayores de 65 años han aumentado en un 4% y un 2,2%, respectivamente. “Hay dos grupos importantes que han mantenido una consulta mayoritaria, como son los niños menores de un año, específicamente, los menores de 6 meses y las personas mayores de 65 años, aquellas personas que tienen alguna patología crónica o que tienen algún nivel de inmunosupresión”, afirmó.

Por su parte, Christian García, jefe del Departamento de Epidemiología del Minsal, hizo énfasis en que estamos enfrentando uno de los brotes de virus sincicial más grande de los últimos años, por lo que se torna muy relevante cortar la cadena de transmisión, enfocándose especialmente en los niños y niñas en edad escolar. “Este es un llamado para los papás, mamás, apoderados: no envíen a los niños con síntomas a los establecimientos educacionales, a las salas cunas. Es importante que seamos capaces de cortar la cadena de transmisión y prevenir enfermedades, y enfermedades graves, como ocurren en estos espacios”, explicó.

El experto también hizo hincapié en que los virus respiratorios no solo afectan en gran medida a los más pequeños, sino que también a las personas mayores, por lo cual, es imperativo protegerlos de los contagios y que acudan a vacunarse contra la influenza, ya que la vacuna se encuentra disponible, de manera gratuita a lo largo de todo el país, en vacunatorios públicos y privados con convenio. “Hemos avanzado de manera importante en la vacunación, ya que un 66,3% de la población objetivo ha sido inoculada, pero queremos hacer un llamado, especialmente, a las personas mayores de 65 años, donde un 55% de ellos han sido inoculados y tenemos que reforzar e ir a proteger a estas personas. Por lo tanto, a todos los familiares de personas mayores 65 años, acompáñenlos, ayúdenles e infórmenles para que puedan protegerse”, recalcó.

De acuerdo al experto, dentro de las estimaciones para las próximas semanas se espera que los casos de enfermedad respiratoria y de circulación de virus aumenten, en particular, de influenza.

El Informe de Virus Respiratorios completo se encuentra disponible en el siguiente link: https://www.minsal.cl/wp-content/uploads/2023/06/2023.06_12Informe_Campan%CC%83a-Invierno.pdf

 

 

━━━━━━━━

Departamento de Comunicaciones y RR.PP.

Gabinete Ministra
Ministerio de Salud 

Gobierno de Chile

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.