Con la presencia de la primera dama y presidenta del MIM, Cecilia Morel; el ministro de Salud, Enrique Paris; y la directora Ejecutiva del MIM, Dalia Haymann, fue inaugurada hoy la nueva sala MicroVida, del Museo Interactivo Mirador, nacida e inspirada en la pandemia del Covid-19 y que emerge como el principal espacio interactivo vinculado a esta temática científica.

La sala, que se estrena cuando se cumplen dos años del primer caso de Coronavirus en el mundo, aborda contenidos tan presentes en el último tiempo, como virus, bacterias, vacunas, sistema inmune, entre otros relacionados a la diversidad microbiana.

De esta forma, busca reforzar y ampliar el conocimiento de la ciudadanía sobre los microorganismos, de una manera lúdica y didáctica, que permita comprender su estrecha relación con seres vivos y el entorno; así como la forma en que nuestro organismo se defiende de algunos de ellos, como ha ocurrido con numerosas enfermedades, incluida la más reciente pandemia.

“El MIM se ha transformado en un espacio único en el país donde la ciencia toma una importancia única para el usuario, en forma simple y didáctica. Esta nueva sala nace y se inspira en el contexto de la pandemia de Covid-19, siendo la única muestra en Chile que toma esta contingencia y la aborda como contenido científico crítico y relevante para la enseñanza de niños, niñas, jóvenes y familia en general. Es una muestra inédita en Chile. Invitamos a todos a visitarla y aprender a través de la ciencia”, señaló la presidenta del MIM, Cecilia Morel.

Para la creación de este espacio se realizaron diversas mesas de conversación con expertos del área de la salud, académicos, público general y divulgadores científicos como Gabriel León, Alexis Kalergis o Carolina Herrera, entre otros; en un trabajo que buscó recopilar distintas miradas en torno a la temática.

«Quiero agradecer a los científicos, médicos, investigadores y comunicadores que participaron en la elaboración de esta sala. La verdad es que estando Chile y el mundo entero viviendo esta pandemia, visitar la sala de MicroVida es realmente maravilloso porque nos ayuda a comprender la función de las bacterias o microorganismos buenos y que existen también microorganismos como el Coronavirus que nos pueden afectar. Aquí además se expresa muy bien cómo el cuerpo humano puede defenderse creando anticuerpos, que es lo que también hacemos con las vacunas y es por eso que es muy importante que mucha gente venga a esta sala y entienda que al vacunarse se crean anticuerpos, defensas en contra del virus que impiden que esa persona enferme, pero también protege a su entorno, a su familia», comentó el ministro de Salud, Enrique Paris.

Además del contenido científico, la nueva sala MicroVida fue concebida como un espacio inclusivo, permitiendo que todas las personas accedan a este contenido científico crítico, vigente y relevante.

“Desde hace varios años hemos ido transformando el MIM en un museo inclusivo, con distintas iniciativas. Es así como esta sala cuenta con audiodescripción e interpretación en lenguaje de señas chilena a través de códigos QR que se han habilitado como herramientas de accesibilidad, para permitir a personas ciegas, personas sordas y al público general, profundizar en los contenidos de diversos microbios”, enfatiza Dalia Haymann, directora ejecutiva del MIM.

Entrando a un mundo microscópico

MicroVida consta de 3 módulos multimedia, 1 módulo táctil, y paneles gráficos contextuales organizados en 3 ámbitos: Diversidad Microbiana, Microbios y humanos y Sistema inmune; mediante los cuales se propone un viaje hacia el mundo microscópico.

Los visitantes podrán interactuar con “ZOOMérgete”, una experiencia de realidad aumentada en la que el público se puede observar en una gran pantalla siendo parte de un viaje a lo desconocido. Todo comienza a orillas de una laguna, para luego transportarse a una escala microscópica, y conocer a los habitantes del mundo submarino, rodeados de curiosos seres unicelulares.

En “Escáner Microbiano” el público podrá explorar el cuerpo humano a través de un escáner que analizará distintas muestras del cuerpo humano, donde será posible ver distintas bacterias, virus y hongos que viven permanentemente con nosotros, para así entender cuál es su relación con las personas y su vida diaria.

En otro módulo interactivo deberán eliminar virus y bacterias, en un emocionante video juego en el cual asumirán el rol de una célula del sistema inmune llamada plasmocito, la célula responsable de fabricar los anticuerpos, para derrotar a los virus que tratan de infectar el cuerpo humano. Para lograrlo, deberán mover su cuerpo rápidamente para eliminar a los enemigos y asociar qué célula produce los anticuerpos necesarios para neutralizar los distintos virus.—–——


Departamento de Comunicaciones y RR.PP.
Gabinete Ministro

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *